Dublinesca. Enrique Vila–Matas.

Título: Dublinesca.
Autor: Enrique Vila-Matas.
Editorial: Seix Barral.
Formato: 14 x 23 cm.
Encuadernación: Tapa rústica
Nº. de Edición: 1
Páginas: 328 páginas.
ISBN: 978-607-07-0350-8.
PVP: 19,00 €.
Publicación: 16 Marzo 2010.

Fragmento de “Dublinesca”, de Enrique Vila-Matas (PDF)

Sinopsis: Samuel Riba se considera el último editor literario y se siente hundido desde que se retiró. Un día tiene un sueño premonitorio que le indica claramente que el sentido de su vida pasa por Dublín. Convence entonces a unos amigos para acudir al Bloomsday y recorrer juntos el corazón mismo del Ulises de James Joyce.

Riba oculta a sus compañeros dos cuestiones que le obsesionan: saber si existe el escritor genial que no supo descubrir cuando era editor y celebrar un extraño funeral por la era de la imprenta, agonizante ya por la inminencia de un mundo seducido por la locura de la era digital. Dublín parece tener la llave para la resolución de sus inquietudes.

El Autor: «Para hablar de Dublinesca, según quién me lo pregunte, recurro a veces al estilo un tanto horrendo de esos escritores que acaban de ganar un premio mediático y explican de qué va su novela. Digo, por ejemplo: Mi libro narra el eclipse vital de Samuel Riba, un editor barcelonés que acaba de deshacerse de su editorial y se encuentra, en el ocaso de su vida, solo, vacío y aburrido; ha publicado a muchos de los grandes escritores de su época, pero en treinta años como editor no ha logrado encontrar a un solo genio…

Si hablo con un amigo, me siento más libre y no le cuento el argumento y le hablo, por ejemplo, de una gravitas melancólica, un tono uniforme y sublime como el de los últimos cuartetos de Beethoven. Le hablo de un libro otoñal (hablaba Gracián del otoño de la varonil edad, cuando se vislumbran los helados horrores de Vejecia), de un estilo consumado, como el que analiza Edward Said en Late Style: Schonberg, Rothko, Picasso superándose a sí mismo, derrotando su joven yo…

Dublinesca –le digo a ese amigo- es una especie de paseo privado a lo largo del puente que enlaza el mundo casi excesivo de Joyce con el más lacónico de Beckett y que a fin de cuentas es el trayecto principal de la gran literatura de las últimas décadas: el que va de la riqueza de un irlandés a la deliberada penuria del otro; de la era Gutenberg a google; de la existencia de lo sagrado (Joyce) a la era sombría de la desaparición de Dios (Beckett), de lo epifánico a la afonía…

Si le hablo al señor que se ha sentado a mi lado en el tren que va de Madrid a Barcelona y que quiere saber simplemente de qué trata mi novela le digo: “Trata de alguien que se aburre y quiere celebrar un funeral por el mundo (por su propio mundo también) y descubre que la ceremonia le permite tener algo que hacer. Es decir, encuentra su futuro en lo apocalíptico”.»

Enrique Vila-Matas : Todo sobre Dublinesca.

En Algún Día │Enrique Vila-Matas.



Categorías:Libros

Etiquetas:, , , , ,

2 respuestas

  1. he leído, que no releído, muchas obras de Vila-Matas, con entusiasmo permanente, “Dublinesca” a mi pesar me ha aburrido, aunque nunca se pueda decir que estén mal sus historias “nacientes”, esta vez, las citas me parecieron más obsesivas que no ingeniosas, quizás porque ya las reconozco de otros libros suyos, y toda repetición tiene su peso dentro del relato, si fueran notas pasarían a ser el “leitmotiv” de una sonata postromántica, y de esas ya hay demasiadas…

  2. Me gusta mucho la última explicación de “Dublinesca” hecha al compañero de viaje. Ella me induce a leer la obra.
    Un saludo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: