Emilio Prados

Emilio Prados: Noche humana.

La noche, perseguida, se entró por mi ventana: —Méteme por tus ojos, escóndeme en tu olvido; aun tu cuerpo, entreabierto, puede muy bien guardarme, antes de que se entregue al cerrado abandono que ya está desciñendo tu ardiente vestidura. Antes… Leer más ›