Los 6 Libros de 2008 de Tipos Infames.

Por TIPOS INFAMES*

(SOITU.ES) 23-12-2008

 

Llegadas estas emotivas fiestas, para algunos más que para otros, y embriagados por el aroma de los suplementos culturales, los Infames hemos vuelto la vista atrás en busca del mejor libro de 2008. Para ello os invitamos a que os manifestéis mediante vuestro voto: el único requisito es que la obra haya sido editada durante 2008 y que la hayamos comentado en este rincón, guarida de la infamia. Evitando falsas acusaciones de tibieza, podréis ver nuestros favoritos en el final del artículo.

 

Para animaros a participar en este “concurso”, entre los votantes registrados se regalará el libro ganador. Además, el afortunado conocerá en persona a los Tipos Infames, galanes y apuestos caballeros, y comentará con ellos sus preferencias y gustos literarios en una entrevista que será posteriormente publicada. Aunque todos los votos son bienvenidos, sólo los votos de los usuarios registrados  se tendrán en cuenta para el concurso. El comentario más original se hará con el triunfo.

 

El plazo de votación comienza ahora y se cerrará el martes 30 a las 23:59. Durante el fin de semana haremos un primer recuento de votos para que aquellos que no hayáis votado todavía podáis afinar el dardo. Recordad: un lector registrado, un voto. El libro seleccionado por vosotros tendrá además un artículo especial con entrevista al autor (si respira todavía) o editor junto con un premio aún sin desvelar. Sin más dilación ahí va la de lista de los seis títulos, seis, que os proponemos los Infames:

 

1.- Help a él (Periférica) de Roberto Fogwill.

2.- El mar de todos los muertos (Lumen) de Javier Argüello.

3.- De la elegancia mientras se duerme (Impedimenta) de Felix Vallotton.

4.- Personajes secundarios (Libros del Asteroide) de Joyce Johnson.

5.- Derrumbe (Seix Barral) de Ricardo Menéndez Salmón.

6.- Ron (Barataria) de Blaise Cendrars.

 

Actualización: Recuento de Votos.

 

El ganador de este Primer Premio Tipos Infames fue, es y será Joyce Johnson por sus memorias “beat” (o no) tituladas “Personajes secundarios” y publicadas por Libros del Asteroide.

 

Actualización: Algunos libros más para salvar de un naufragio:

 

Pierre Bayard, autor del libro ‘Cómo hablar de los libros que no se han leído’ (Anagrama, 2008), ha dicho que «hay que aprender a encontrar libros importantes para uno». Consideramos ‘Vía revolucionaria’ como uno de esos libros, una novela de obligada lectura. En serio, pueden fiarse de nosotros. Hace unos meses, desde estas mismas páginas, pedíamos (por favor) que se reeditara y que se tradujeran más obras de Richard Yates. El caso es que en diciembre apareció ‘Vía revolucionaria’ en Alfaguara, y se prepara para enero el lanzamiento de ‘Las hermanas Grimes’. Aunque nosotros no tuvimos nada que ver en tal novedad editorial, sino su inminente adaptación cinematográfica , deseamos que disfruten de ambas. Lean ‘Vía revolucionaria’ antes de que el protagonista tenga inevitablemente la cara de Leonardo diCaprio.

Cuando apareció ‘Dietario voluble’ (Anagrama) pensábamos no comentarlo para no recargar nuestros textos con referencias a Enrique Vila-Matas o a sus autores más citados. Luego leímos el dietario y nos pareció (no exagero) de lo mejor de su autor, sabiendo combinar su muy bien llevada ironía con sus propuestas metaliterarias, pero con una libertad muchísimo mayor que en sus novelas más voluminosas. Algunos nos hemos aficionado a esta especie de género de ensayos breve y absolutamente subjetivos de un inteligente lector: el Vila-Matas más «Vila-Matas», y mejor si cabe.

 

Cualquier cosa puede hacerse rápido y mal o conseguir hacer de aquello una obra maestra. Para todo hay un «arte» con el que hay que nacer pero es necesario educar, hasta para rechazar los manuscritos de los esperanzados escritores noveles. Un amplísimo e hilarante muestrario de las formas posibles para rechazar la publicación de una novela se encuentran en esta ‘novela’ de Camilien Roy que logró pasar la criba editorial: ‘El arte de rechazar una novela’ (Bruguera): rechazos concisos, optimistas y pesimistas, escritos en vietnamita, burocráticos, puntillosos, psicoanalíticos, durasianos, sindicalitas, e incluso rechazos escritos en verso libre, alejandrinos o en forma de haiku.

 

El más extraño artefacto literario del año es el que unió dentro de un mismo volumenEl sobrino de Rameau de Denis Diderot y ‘Perro muerto en tintorería’ de Angélica Liddell , editado por Nórdica. Puede parecer inapropiado mezclar un ilustrado del XVIII con una contemporánea nuestra nacida en Figueres, pero una misma intención y espíritu les une: la crítica de sus respectivas sociedades desde la figura central del bufón. ¿Cómo se puede seguir viviendo como una persona dentro de una sociedad corrupta? ¿Atacando a la sociedad o autodestruyéndose? Y otra pregunta: ¿si alguna vez escribo una novela, junto a qué autor clásico quiero que me publiquen? ¿Sterne, Cervantes, Bernhard, Nabokov…?

 

Desde que leímos los artículos de Rafael Reig incluidos en ‘Visto para sentencia’ (Caballo de Troya) tenemos la secreta aspiración, desvelada hoy, de escribir nuestro textos de incitación a la lectura con la misma gracia e ironía con que el Sr. Reig lo hace para desmoronar los ideales y esperanzas del mundo editorial español actual, que parece, por desgracia, conformarse con lo que tiene, que no es tanto como nos quiere hacer creer. Ante estas actas judiciales nadie permanecerá indiferente, indignado o partiéndose de risa, el lector verá como son descuartizados los grandes totems de la literatura, escritores, editoriales, gestores culturales, y hasta el mismo lector si se descuida y mete la mano. Nunca habrán visto tantas veces citado el nombre de Arturo Pérez Reverte, salvo en el Babelia/El País, aunque aquí sea para ponerle a caer de un guindo.

 

Si me lo callo terminaré explotando o con una hernia. Algunos de los mejores libros del año no son novedades como tal, sino obra del mismo autor ya fallecido, el uruguayo Mario Levrero (1940-2004). Escribió ficción o autoficción relatando lo imposible, el instante luminoso, mientras se pone de relieve el fracaso de la propia escritura; logró combinar de forma personal algunos de los intereses, logros, temas y paisajes de autores como Kafka y Juan Carlos Onetti. Este año se ha publicado en España su gran obra póstuma, ‘La novela luminosa’ (Mondadori), y la llamada ‘Trilogía involuntaria (El lugar. París. La ciudad)’ (DeBolsillo). Después de leer estas novelas, o «El discurso vacío» y «Dejen todo en mis manos», uno necesita y desea volver a leer a Onetti, Kafka, Hammett… pero antes descubran a Levrero.

 

Hay más, muchos. Y mejores, quizá. Pero aquí lo dejamos. Nos esperan amontonados otros libros esperando ser leídos. Y en estos primeros días del año ya se nos están acumulando: ‘Lodo’ de Guillermo Fadanelli; ‘El marinero de Gibraltar’ de Marguerite Duras; ‘El infierno imbécil’ de Martin Amis; ‘El informe Brodeck’ de Philippe Claudel; ‘Alegato de un loco’ de August Strindberg; ‘Locos. Una comedia de gestos’ de Felipe Alfau; ‘Por los tiempos de Clemente Colling’ de Felisberto Hernández; ‘Elogio de la calvicie’ de Silesio de Cirene; ‘Una noche en el Luxemburgo’ de Remy de Gourmont; ‘Los años’ de Annie Ernaux;…una lista enorme que no tiene sentido desplegar aquí por completo.

 

Seguirán recibiendo noticias (y recomendaciones) nuestras. Feliz año.

 



Categorías:Libros

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: