Pareceres

Libro de principios.

Libro de principios. Texto: José Antonio Garriga Vela. Diario Sur – 04.09.2010. Me dispongo a empezar una novela. No sé si es por casualidad, pero comienzo siempre las novelas en verano. Cuando la mayoría de las personas se van de… Leer más ›

El cirujano ciego.

El cirujano ciego. Texto: José Antonio Garriga Vela. Diario Sur – 15.08.2010. “Hoy, domingo por la mañana temprano, me he levantado con la cabeza cargada de dudas. Llevo varias noches saliendo a cenar y acostándome tarde. Casi siempre en las… Leer más ›

Una broma pesada.

Una broma pesada. Texto: José Antonio Garriga Vela. Diario Sur – 18.07.2010. Jaime era un tipo excéntrico y divertido, aunque alguna de sus bromas resultaba de dudoso gusto. Supongo que se trataba de una manera de llamar la atención. Vivía… Leer más ›

El sonámbulo asesino.

El sonámbulo asesino. Texto: José Antonio Garriga Vela. Diario Sur – 11.07.2010. Me levanté sonámbulo en medio de la noche, lo maté, y luego seguí soñando. Supe que no había dejado ninguna prueba del delito porque en los días sucesivos… Leer más ›

El peso de los recuerdos.

El peso de los recuerdos. Texto: José Antonio Garriga Vela. Diario Sur – 27.06.2010. Entonces hablaba con los soldados de plomo, con los amigos imaginarios y con los ausentes. Yo estaba solo rodeado de voces. Era ventrílocuo. Me colaba en… Leer más ›

Los habitantes de la Soledad.

Solo. Texto: José Antonio Garriga Vela. Diario Sur – 20.06.2010. “De pronto, los amigos dejaron de llamarme por teléfono. Tampoco nadie me visitaba. A mí no me gusta molestar y raras veces descuelgo el teléfono ni me presento por sorpresa… Leer más ›

Momentos.

“Hay momentos así en la vida: se descubre inesperadamente que la perfección existe, que es también ella que viaja en el tiempo, vacía, transparente, luminosa y que a veces (raras veces) viene en nuestra dirección, nos rodea durante breves instantes… Leer más ›

Y Resucitó…

“Jesús muere, muere, y ya va dejando la vida, cuando de pronto el cielo se abre de par en par por encima de su cabeza, y Dios aparece, vestido como estuvo en la barca, y su voz resuena por toda… Leer más ›

Si tú crees y no existe.

Si tú crees en dios y no existe ningún dios entonces tu fe es un milagro aun mayor. Entonces es realmente algo inconcebiblemente grande. ¿Por qué yace allí abajo en las tinieblas un ser llamando a algo que no existe?… Leer más ›