Ligeramente desenfocado. Robert Capa.

La Fábrica Editorial publica “Ligeramente desenfocado”, las memorias de Robert Capa (Hungría, 1913 -Vietnam, 1954), escritas durante la Segunda Guerra Mundial, inéditas en castellano, ilustradas con 130 fotografías realizadas por el fotógrafo entre 1941 y 1945, entre las que se encuentran aquellas obtenidas durante el histórico desembarco de Normandía. Con traducción de Miguel Marqués, el libro, que cuenta con 288 páginas, es un testimonio de cuatro años de lucha que documenta la guerra desde la perspectiva de hombres y mujeres de las Fuerzas Aliadas.

El libro cuenta con un prólogo escrito por el hermano menor del fotógrafo, Cornell Capa, periodista gráfico y fundador del International Center of Photography de Nueva York y un texto de Richard Whelan, conocedor y autor de varios libros sobre Capa, entre los que se encuentra Robert Capa: A Biography.

En “Ligeramente desenfocado” se encuentra a Ernest Andrei Friedmann, más conocido como Robert Capa, un creador que primero quiso ser escritor y que describe los sucesos acaecidos a través de encuentros con personajes fortuitos y reales, tanto o más que las guerras que fotografió.

Capa llegó a Europa en 1941 con un proyecto fotoperiodístico bajo el brazo encargado por el periódico norteamericano “Colliers”. Mientras cubría acontecimientos bélicos, aprovechó la coyuntura para redactar un cuaderno donde recogió los sucesos con los que se encontraría desde su salida desde un muelle de Nueva York en adelante.

Robert Capa siempre sintió una predilección especial por el cine, y por esa razón, escribió estos textos con la ilusión de presentárselos a William Goetz, director de International Pictures, para que sirviesen como base para un guión que pudiese entretener y no como el documento histórico que en realidad son. Posteriormente, serían publicados por el editor norteamericano Henry Holt en 1947.

A través de su trabajo de cuatro años por una Europa en guerra puede vislumbrarse sus aventuras en Italia, Alemania, el norte de África, las playas de Normandía la madrugada del 6 de junio de 1944 y, finalmente, un París liberado. Sus fotografías muestran la cercanía y el aprecio que sintió al tomarlas y hacen que las personas que en ellas aparecen adquieran un especial protagonismo retiniano.

Proveniente de una familia judía, Robert Capa se vio obligado a emigrar de su país en 1929 por la delicada situación política que empeoró con la llegada al poder de Hitler y la imposición de un gobierno fascista en Hungría. Durante los inicios de los años 30 vivió en Alemania y Francia, trasladándose a España al inicio de la Guerra Civil para estar presente en los principales frentes de combate.

Con tan solo 22 años comenzó a fotografiar la guerra, pasando posteriormente por Italia, China, Londres y el norte de África y comenzando así a labrarse una gran reputación que le llevaría a ser considerado uno de los mejores periodistas gráficos

En 1947 creo la agencia Magnum junto con Henri Cartier-Bresson, William Vandivert, George Rodger, y David Seymour, donde realizó un gran trabajo fotográfico tanto en fotografía bélica como artística. El 25 de mayo de 1954, Capa se convertiría en el primer periodista estadounidense que murió en un conflicto bélico, la Guerra de Vietnam.

Más información | La Fábrica



Categorías:Libros

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. Ligeramente desenfocado: una noche en el nuevo Cinemark del Portal Ñuñoa | Cariro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: