Cuatro comedias de Capra para una depresión.

Uno de los mitos de la Depresión era que aumentaron los suicidios. Se decía que cuando un “broker” entraba en un hotel, el recepcionista le preguntaba si quería la habitación para dormir o para arrojarse por la ventana. Realmente no hubo más suicidios tras el “crash” del 29. Las autoridades estaban preocupadas porque los granjeros amenazados de embargo no querían quitarse la vida en absoluto, sino linchar en público a los directores de banco. Sin embargo, el tópico planeó sobre los auténticos problemas de la gente, que eran los mismos que hoy: la sequía de crédito, el paro, la hipoteca, el recelo frente a políticos y periodistas… Estos cuatro filmes de Capra hablan de ello.

 

La locura del dólar (1932)

(American Madness)

 

La crisis financiera: El director de banco Tom Dickson (encarnado por Walter Huston) concede préstamos a empresarios en plena Depresión porque cree que el dinero debe moverse para crear empleo. Se guía por la confianza y por lo que denomina “carácter” del cliente. Sin embargo, los otros accionistas de la entidad quieren cortar los préstamos. Un hecho inesperado pone en duda la solvencia del banco. Los depositantes acuden en masa a retirar el dinero. El matrimonio de Dickson pende de un hilo. Observa una pistola en el cajón. Pero algo ocurre…

 

Caballero sin espada (1939)

(Mr. Smith Goes to Washington)

 

La corrupción política: Al estreno acudió la clase política de Washington, pero se marchó indignada a mitad de proyección. Jefferson Smith (James Stewart) se presenta como senador en la capital sin saber que un grupo de presión le quiere convertir en un instrumento de sus intereses. Smith se embarca en una lucha contra la corrupción de otros miembros del Senado que, al no poder manejarle, montan una falsa acusación contra él. Cuando todo parece perdido, no se rinde… La película fue un gran éxito de público.

 

Juan Nadie (1941)

(Meet John Doe)

 

El desempleo: Gary Cooper es un vagabundo al que una periodista (Barbara Stanwyck) contrata para que se haga pasar por el héroe de un reportaje inventado. Su periódico tiene un dueño nuevo que está recortando personal; así que para conservar el empleo, la reportera ha creado a John Doe, un personaje que se va a arrojar desde el Ayuntamiento, harto de estar en paro. Metido en el falso Doe, el vagabundo atrapa el interés del público. Pero descubre que le quieren manipular. Enamorado de la periodista, piensa en quitarse la vida de verdad.

 

Qué bello es vivir (1946)

(It’s a Wonderful Life)

 

Los pisos protegidos: Roosevelt había muerto cuando se estrenó este filme. George Bailey (James Stewart) concede hipotecas a personas que compran viviendas asequibles. Un día, Bailey se encuentra con que su entidad puede quebrar y él, ir a la cárcel. Decide suicidarse, pero Dios le envía un ángel. Los vecinos que tienen casa gracias a él le ayudan. En la Depresión, Roosevelt animó a bancos y constructores a edificar viviendas baratas. Los municipios recibieron dinero federal para financiar pisos de alquiler. Una película inolvidable que, sin lugar a dudas, volverán a programar en las televisiones estas navidades.

 



Categorías:Cine

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , ,

4 respuestas

  1. Qué oportuno recordar estas películas, que son clásicos precisamente por su capacidad para mantenerse actuales.

    Un abrazo y gracias por el post.

  2. Celebro verte de nuevo por aquí. Siempre está bien visionar estas películas que nos animan un tanto estos días tan difíciles. Gracias por tus palabras. Un saludo.

  3. La de mi tocallo “Juan Nadie” la pienso ver un monton de veces :)
    Después veré “Que bello es vivir”

Trackbacks

  1. EL CINE COMO CULTURA DE MASAS | Rincón de Mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: