In Memoriam: Michael Crichton.

El escritor, médico y cineasta Michael Crichton (Chicago, 23 octubre 1942 – Los Angeles, 4 noviembre  2008) falleció “inesperadamente” el pasado 4 de noviembre en Los Ángeles, a los 66 años, después de una “valiente y privada batalla contra el cáncer“. Así lo asegura su página web, aunque no se ha especificado el tipo de cáncer que sufría ni desde hace cuánto tiempo.

En el comunicado que ha lanzado su familia se puede leer: “Mientras el mundo le conocía como un gran contador de historias al que le gustaba desafiar nuestras nociones preconcebidas acerca del mundo -y nos entretenía mientras lo hacía- para su mujer Sherri, su hija Taylor, su familia y sus amigos conocieron a Michael Crichton como un marido entregado, un padre cariñoso y un generoso amigo que inspiró en todos nosotros la necesidad de ver las maravillas de nuestro mundo con otros ojos -ha declarado su familia. -“Y lo hizo con un sentido del humor que nadie que le conociera será capaz de olvidar”.

Prolífico y precoz, a los catorce años ya escribía y vendía artículos a la sección de viajes (terrenales) de «The New York Times». Mientras estaba en la escuela de medicina de Harvard empezó a escribir novelas alimenticias, ganándose la vida, la matrícula y el alojamiento con el placer culpable de la escritura y sus vastos conocimientos científicos.

 

Cuando hacía un trabajo de postdoctorado en el Instituto Salk para Estudios Biológicos de La Jolla (California) publicó, ya con su nombre y no con el seudónimo de John Lange, «La amenaza de Andrómeda» (1969), cuyo protagonista era un mortal virus extraterrestre. Un thriller tecnológico que sería la marca de la casa y que le convirtió en uno de los más exitosos novelistas de Estados Unidos.

Pero sería a partir de que Steven Spielberg adaptara al cine su novela de 1990 Parque Jurásico – de la que ha vendido más de 150 millones de copias en todo el mundo, traducida a treinta y seis idiomas  -cuando se convirtió en una figura mundialmente reconocida. Autor, entre otros, de best- Sellers como  La amenaza de Andrómeda”, “Twister”, “Acoso”, “Esfera” o “Estado de miedo”, muchos de ellos llevados al cine con cierto éxito de taquilla, ha dirigido también seis películas, entre ellas Westworld Coma, ganó un Emmy, un Peabody, y el Writer’s Guild of America Award por su existosa serie Urgencias.

De su trabajo se ha elogiado la habilidad para hacer accesible la información tecnológica, enganchando al lector, su prosa sencilla y la construcción de personajes. En el otro extremo, se le han criticado las predecibles tramas (las de «Acoso» y las de «Parque Jurásico»). Y la simpleza de los personajes (hay gente para criticar o elogiar lo mismo). Ha sido polémico dentro y fuera de la ficción, especialmente con su cínica aproximación al problema del calentamiento global, que negaba, y sobre el que escribió una novela – “Estado de miedo” (2004)- donde describía el asunto como una dañina conspiración paranóica. Este parecer le valió muchos enemigos, entre ellos el director de la Nasa.

En 2001 vendió los derechos de publicación de dos novelas a la editorial HarperCollins después de permanecer treinta años con Knopf. Las condiciones del contrato no fueron reveladas, pero HarperCollins pudo haber pagado más de 30 millones de dólares por publicar las dos obras en Estados Unidos y los demás países de habla inglesa.

Sus opiniones políticas le han enfrentado con otros autores como Susan Faludi, así como con Al Gore y el periodista Michael Crowley, que acabó retratado como pederasta en “Next la última novela del escritor, publicado por Plaza y Janés en 2007- donde Crichton abordaba el tema de la investigación genética y la especulación farmaceútica, unos asuntos que le preocupaban y contra los que se manifestó en varias ocasiones, como en su artículo Patentar la vida (en castellano) publicado el pasado año en el NYTimes

En 2002, un equipo de paleontólogos le puso su nombre a una especie de dinosaurio recién descubierta: Crichtonsaurus bohlini. Descanse en paz el Dinosaurio

Lea la crítica de su novela “Next”
Lea la crítica de su libro “Estado de miedo”
Lea la crítica de “Rescate en el tiempo
Lea un extracto de “Rescate en el tiempo”

Recordamos a Michael Crichton (El Ojo Crítico)

 



Categorías:In Memoriam

Etiquetas:, , , , ,

1 respuesta

  1. Perhaps something is lost translating from your Spanish to my English, but I do want to be clear that I am not an enemy of Michael Crichton in any way. I am a critic of his more wild and inaccurate science claims. But most of his work I find intrigueing, at least for tackling the issues involved.

    Generally, I think he failed to understand politics and science where they intersect. Consequently, it’s way too easy to get the idea he didn’t like scientists, or politicians, or the military. Some of these problems result from his business, and not from science, or government, or the military.

    Crichton was an novelist. He wrote fiction. Fiction requires conflict. In his novels, Crichton set up false conflicts, necessary for plot lines, but not what one finds in reality.

    He didn’t write much fiction about DDT, however — just one paragraph as best I know, incorrect, but making a plot point in State of Fear. He defended that point as accurate, to a bunch of innocent high school kids. That is what I took issue with.

    Thanks for the shout out, in any case.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: