Mamá.

Mamá, yo quiero ser de plata.
Hijo, tendrás mucho frío.
Mamá, yo quiero ser de agua.
Hijo, tendrás mucho frío.
Mamá, bórdame en tu almohada.
¡Eso sí!
¡Ahora mismo!.

Federico García Lorca.



Categorías:Poesía

Etiquetas:, , , ,

1 respuesta

  1. Las náuseas y los ardores,
    el lumbago y las patadas.
    Sobrepeso. Buscar nombres.
    Y las piernas muy hinchadas…
    Cientos de noches en vela
    junto a la cuna y la cama,
    un amor que no se seca,
    unos besos que te sanan
    desde los leves chichones
    a las heridas del alma,
    una maestra en su casa
    que comparte las lecciones
    por dos veces aprendida,
    un sufrimiento que esconde
    en todas las despedidas
    para que tú no lo notes
    y no pierdas la alegría,
    unas jornadas enormes
    en unos eternos días
    recibiendo los reproches
    que diste y que no sentías,
    esa persona que al verte
    sabe lo que necesitas
    aunque te lo oculte a veces
    tragándose la saliva,
    una persona que siente
    por sus hijos y sus hijas
    un amor que se desprende
    de lo que hace cada día…
    Una madre es madre siempre,
    no lo olvides en la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: