Museo Carmen Thyssen de Málaga.

Carmen Thyssen ya tiene un museo en Málaga, con su colección de pinturas y su propio nombre, y la ciudad refuerza notablemente su oferta cultural y de ocio en su empeño por distinguirse como destino turístico.

La baronesa Thyssen ha puesto su colección de pintura española del siglo XIX, formada por 230 cuadros, para configurar los fondos del museo durante los próximos 12 años – el protocolo firmado en 2008 contemplaba 15 a contar desde ese momento-; y el Ayuntamiento de Málaga ha rehabilitado el Palacio de Villalón, un edificio noble del siglo XVI que estaba absolutamente ruinoso, a los que ha añadido otros cinco inmuebles en la céntrica calle Compañía como sede de la institución -solo la rehabilitación supera los 17 millones de euros-.

El Museo Carmen Thyssen de Málaga, que hoy se inaugura de manera oficial, abrirá sus puertas al público mañana 25 y los tres primeros días la entrada será gratuita para que los malagueños puedan conocer la nueva pinacoteca.

La colección – se han colgado 172 cuadros – se exhibe en tres plantas agrupadas por áreas temáticas. En la baja hay un recorrido por el paisaje romántico y el costumbrismo, con obras de Dehodenq, Bamberger, Domínguez Bécquer, Gómez Gil o Pérez Villamil.

En la primera planta se muestra el preciosismo y el paisaje naturalista, con obras de Fortuny, José Benlliure, Moreno Carbonero, Carlos de Haes o Sánchez-Perrier. La segunda planta, dedicada al fin del siglo y a la modernización de la pintura española es sin duda la de mayor calidad artística, con obras de Sorolla, Julio Romero de Torres, Zuloaga, Regoyos o Ramón Casas. La tercera planta está ocupada por la sala para exposiciones temporales, la primera de las cuales, De Picasso a Tàpies, abrirá el 11 de abril. Le seguirá la muestra “Monet: La casa entre las rosas”, que girará en torno a este cuadro del pintor francés y se completará con obras del mismo periodo para reflexionar sobre la relación del artista con su jardín. Y por último llegará “Sorolla en Andalucía”, con 80 piezas de la obra de madurez del pintor valenciano.

Una selecta sala junto al balcón principal del palacio de Villalón, Maestros antiguos, reúne una decena de cuadros de tema religioso anteriores al XIX por decisión de la baronesa, entre los que resalta Santa Marina, de Zurbarán, y varias esculturas con una talla anónima de un Cristo muerto del siglo XIII que el barón Thyssen tuvo en su residencia de Pedralbes y que hasta abrir su museo de Málaga tenía prestada su viuda al Museo Nacional de Arte de Cataluña.



Categorías:Arte

Etiquetas:, , ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. 14 Mayo: La Noche en Blanco Málaga 2011. « Algún día en alguna parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: