In Memoriam: David Carradine.

No por sórdido deja de ser un final cinematográfico, como salido de un “thriller” ambientado en ese exótico Oriente al que quedó para siempre asociado. David Carradine, eterno Kung Fu, fue encontrado ayer muerto en la habitación de su hotel en Bangkok. Según la cadena ABC, que cita fuentes de la embajada de Estados Unidos en Tailandia, la camarera le halló ahorcado con un cordón de cortina en el interior de un armario. Su representante insiste sin embargo que ha fallecido de causas naturales. Tenía 72 años y rodaba una película más a sumar a una filmografía que supera el centenar de títulos.

Pese a su febril actividad, el papel de “Pequeño Saltamontes” le persiguió hasta el final. Cuando presentó en Madrid la segunda parte de “Kill Bill”, el actor confesaba que llevaba «más de veinticinco años» intentando deshacerse de “Kung Fu”. «Ahora, las nuevas generaciones me llaman Bill, un personaje que preparé pensando en mi padre (John Carradine) y John Huston», recordaba en referencia a su papel en el ‘Kill Bill’ de Tarantino.

Las andanzas de Chang Caine en el Lejano Oeste impactaron de tal manera en la España en blanco y negro que, desde entonces, cualquier tipo de lucha oriental pasó a denominarse Kung Fu en el habla popular. David Carradine no había pisado un tatami en su vida cuando rodó el primer episodio en 1972.

En realidad, el hijo mayor de John Carradine nunca dejó de ser un actor de “serie B”, pese a trabajar a las órdenes de luminarias como Martin Scorsese e Ingmar Bergman. Con el primero rodó “Boxcar Bertha” y “Malas calles”; Bergman se sirvió de su laconismo en “El huevo de la serpiente”.

Carradine también representó la bohemia hippie de los sesenta. No le gustaba ser hijo de una estrella. Aguantó dos años en el Ejército. Quiso ser granjero, pero el aburrimiento le llevó a la universidad de San Francisco, donde descubrió su pasión por y el teatro. Después llegó “Kung Fu” y ya no pudo elegir.

Grabó discos y dirigió tres películas sin pena ni gloria. Carradine, que probó suerte en el cine español en “Río abajo”, deja como última aparición la serie “Mental”. Casi como una broma, da vida a un profesor de filosofía en estado catatónico por culpa de un rayo.



Categorías:Cine, In Memoriam

Etiquetas:, , , , , , , , ,

3 respuestas

  1. Su personaje mitico es el de kung fu, pero para mi siempre será BILL. Un gran actor.

  2. este de la foto mas que Carradine es Allan Watts?..

  3. La foto es del padre, también actor !!!

Responder a Beto Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: